domingo, 2 de marzo de 2008

menéame(la): censura 2.0

Internet es un mundo salvaje en donde no existe apenas control. Abres una página y no sabe con que te vas a encontrar. Es ocasiones te involucras en proyectos, que acaban siendo empresas con un transfondo muy distinto a lo que parecía.

En la Wikipedia, ya conté los intentos de amedrentamiento que padecí por parte de alguien con el seudónimo de ZP (en relación al nombre escogido por parte de este usuario, que cada uno extraiga las conclusiones que quiera) para que no continuase con la modificación del artículo.

Bueno, pues recientemente tengo que añadir otro capitulo de discriminación, sectarismo y manipulación de grupos en Internet: menéame

Todo empezó leyendo el adiós cibernético, de un reciente conocido en la blogosfera gracias a mi otro blog. En dicho artículo de despedida de su actividad blogera, comentaba que una de las experiencias que tuvo fue la de darse a conocer en el citado sitio de menéame.

Lo que yo sabía de este sitio, es que se trataba de una forma de valorar y difundir, además de clasificar, la actividad del mundo de los bloggers en su respectivos posts. Para ello se enviaban las noticias y los usuarios las valoraban. En el caso del conocido citado en el parrafo anterior, la cosa salió bien, su artículo fue bien valorado y recibió muchos votos, como nos comenta en su post.

Pero en mi caso, si bien al poco de publicar el primero de los post se empezó a recibir un significativo incremento de visitas en esta misma bitácora, recibí una ráfaga de votos negativos en la página de menéame del artículo correspondiente.

¿Por qué? Al parecer porque había realizado spam... ¡¡con dos artículos!! Más tarde algunos usuarios (que por lo visto siempre son los mismos) me comentaron que había cometido el pecado de realizar autobombo.

Mi sorpresa iba en aumento: ¿que tiene de malo publicar en menéame una noticia que sea tuya? ¿no se valora en absoluto la calidad de la misma? o ¿esta deja de tener sentido simplemente por ser enviada por el propio autor? Si esto se considera negativo, ¿por qué entonces el sistema lo permite, habiendo dejado constancia desde el primer momento de cuál es mi blog personal? y lo que es peor ¿quien dice si es justo o no?

No acababan aquí las sorpresas, sino que además esta se iba mezclando con una creciente indignación. No encontraba la forma de averiguar como demonios habían votado en negativo (tengo que confesar que a duras penas lograba refrenar mi deseo de venganza por semejante injusticia) hasta que logré encontrar en la ayuda, no sin ciertos problemas, la explicación, nada satisfactoria por cierto: solo pueden votar en negativo aquellos usuarios que tengan algo llamado karma.

¿Que diantre es esto del karma? Pues es una forma de valorar la actividad en el sitio, en función de un algoritmo ideado por el autor. Por esta gracia, solo aquellos usuarios que hacen méritos son hábiles para castigar a otros usuarios. Además de todo y continuando con la discriminación más vergonzante, no puedo enviar más noticias, ni tan siquiera puedo dejar comentarios.

Según Ricardo Galli, el autor de esta maravilla internetera, los votos negativos los añadió para evitar la dictadura de la mayoría. Pues lo que se ha logrado es justamente una dictadura meritocrática. En otros sitios como ebay, también existen los votos negativos, pero son los propios usuarios los que deciden hacerles caso o no, y de ninguna forma se evita a nadie el participar.

Hay una gran discusión sobre este tema en otros blogs afectados. Una meritocracia puede ser algo correcto en ciertos ámbitos, pero a mi entender, siempre y cuando la forma de determinar ese mérito sea imparcial u objetiva. Que el creador del algoritmo sea el propio del sitio, no nos ofrece tranquilidad en este aspecto. De esta forma este señor ha creado toda una escuela de comportamiento ideológico con el atractivo mediatico que implica el utilizar tecnologías guais de la web 2.0, que ya quisieran para si algún que otro político. Si además le echamos un vistazo a la sección de política, no nos será dificil conocer que sesgo ideológico se practíca.

Me parece que simplemente este señor, pretende que se la meneen por internet.

5 comentarios:

El Cerrajero dijo...

El sectarismo ha hundido ese Zervicio, no me extraña que la gente lo llame Méame.

Si te dijera que soy de dijo...

A mí también me pasó eso... lo que pasa es que no le he hecho mucho caso porque el último artículo que publiqué en ese sitio no lo he encontrado aún...

Lino dijo...

Pues haces bien «si te dijera que soy de», lo mejor es hacerles el menor caso posible.

Saludos

Ley de Costas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ley de Costas dijo...

Censura en menéame

Afectados por la Ley de Costas Creemos que hemos sido censurados cuando llevábamos 46 votos en menos de una hora matinal. Alegan vulneración de las normas.

http://meneame.net/story/gobierno-zapatero-destituye-tecnicos-medio-ambiente-interfieren-planes